sábado, 28 de abril de 2012

La raza humana es esclava



  En ésta oportunidad vamos a tratar el tema de la realidad de la raza humana.  Los seres humanos tenemos una percepción mediática de la realidad.  Las cosas no son como parecen.  Sobre la percepción de la realidad incluímos la percepción de la libertad.  Nosotros creemos que somos libres; salimos a la calle, encendemos nuestra televisión;  compramos, etc.  Somos ciudadanos, aunque ahora mismo no somos ciudadanos sino que somos consumidores, pero tenemos una falsa percepción de esa realidad.  Eso no es cierto, eso no está ocurriendo, en realidad lo que somos es una raza de esclavos.


  Una raza de esclavos sometidos desde hace miles de años.  Esto no es nuevo, ésto es histórico.  Si leemos los libros de historia nos damos cuenta que a lo largo de los mismos el hombre ha sido una raza sometida.  Si tomamos los grandes libros de los principales aurigas, nos damos cuenta que efectivamente el hombre ha estado sometido siempre a los designios de alguna entidad.
Hay un ejemplo que pone David Day y que es muy claro.  El expresa que se siente como una vaca que va por un prado, se siente felíz y está con el resto de las vacas que pastan alegremente y son tratadas bien por los humanos.  Entonces como vaca que es un día descubre que algo no cuadra.  El hombre no se porta tan bien con las vacas sencillamente  porque es un filántropo.  Algo pasa.  Se acerca a las demás vacas y les dice: que ese camión que viene todos los días a llevar a algunas de nosotras no se las lleva de vacaciones, no se las lleva a otro prado.  Se las lleva a un enorme edificio donde las degollan, les sacan la sangre, las cuelgan y las hacen paquetitos para que después los humanos las compren y las coman.  El resto de vacas la miraban y le decían que estaba loca, que eso era imposible.  Además nosotras tenemos acciones en esos camiones y vamos a ganar mucho dinero.  Eso no puede ser cierto.
  Nosotros tenemos una falsa percepción de la realidad.  La realidad es otra.  Lo que pasa es que desde que nacemos nos implantan en nuestro cerebro a través de la educación pequeños programas, pequeños axiomas.  Son reglas fijas inamovibles que cuando alguien intenta derrumbarlas nos negamos porque sencillamente derrumba todos nuestros pilares de la lógica.  Pero si somos analíticos y recurrimos a esa lógica, de verdad nos damos cuenta que estamos en una sociedad de control, una sociedad en la que el ser humano cada día tiene menos libertad.  Ese es el objetivo.
A lo largo de la historia de la humanidad ha habido muchos libros sagrados.  En esos libros sagrados se hablaba de divinidades, de deidades, que se relacionaban con los hombres.  Los sumerios, los babilonios, los egipcios, los hebreos, los mayas, los islámicos, los cristianos, todos, incluso los zulúes de Africa.  En todos cuentan exactamente lo mismo.  Existen unas variantes o una serie de aditivos que hacen que la historia parezca diferente, pero no lo es.  En realidad la historia siempre es la misma.  Alguien nos crea y lo hace para algo.  Nos crea como una raza de esclavos.  Una raza de esclavos que sirve a esas deidades.
  La implantación de los reyes, los faraones, los emperadores y los actuales dictadores a todos los niveles no es casual.
Esos reyes y esos grandes aurigas que dirigieron los pueblos a unas terribles guerras fraticidas a lo largo de miles de años no fué casual.  Desde Josué, que arrasó con toda la Tierra Prometida, los jebuceos, los amaletitas, los ititas, en fín, todos los pueblos que arrasó Josué.  Eso tiene un paralelismo con el resto de las religiones.  Los dioses querían imponer su dominio sobre el territorio utilizando a ese muñeco humano que durante miles de años es lo que hemos sido y que desde luego no cabe duda que seguimos siendo.
Merovingios



  El desplazamiento de estos aurigas y el crecimiento con el paso de la historia hiso que de repente y en un momento concreto en cada religión, aquellos dioses desapareciecen.  Hay un momento en la historia del pueblo hebreo, del pueblo cristiano, del pueblo maya, del pueblo indú, en fin, del pueblo que Ustedes quieran, en el cual sus grandes dioses desaparecen.  Esos pueblos se ven descarriados.  Nosotros pensamos que es así, pero lo que ocurre es que dejaron una sangre híbrida entre los grandes aurigas que dirigian esas grandes religiones y esos grandes pueblos.  Eran los reyes, los emperadores, los grandes dictadores y han llevado a la humanidad desgracia tras desgracia.  Estos antiguos reyes cuyo dominio se remonta a hace mas de diez mil años siguen hoy en día entre nosotros.  Su vínculo es sanguíneo y se mantiene entre nosotros.  En los puestos de la alta oligarquía mundial.  Y siguen haciendo lo mismo.  Siguen controlándonos.

  Pasaron desde Oriente Medio a Europa a través de los llamados Merovingios.  Curiosamente el primer rey merovingio era Meroveo.  La
leyenda dice que Meroveo nació de la mezcla de una mujer y un reptil, un ser reptiloide, y a partir de ahí comenzó la estirpe de los merovingios, que posteriormente fueron los templarios, que posteriormente fueron la orden de la masonería mundial.  Mas adelante invadieron Inglaterra y tomaron el poder, y más adelante a través del main flower, en 1620, pasaron a los Estados Unidos de Norteamérica y posteriormente la hicieron la potencia mundial número uno, la nueva Roma, el país que conquista el mundo.  Podemos encontrar en sus grandes industrias, en su moneda y en sus certificados la simbología de su poder y control.  Ellos siempre han estado ahí, no hay más que mirarlo.  Esos símbolos que se remontan al pasado siguen manteniendose hoy vigentes.



Pirámide trunca del dálar, simbología reptiliana
El papel del humano en la raza, el papel del humano en el drama de la historia es muy simple.  Nosotros trabajamos para ellos.  Nos levantamos todos los días, hacemos una rutina, nos mantenemos esclavos, nuestro modus vivendis diario, nuestra forma de vivir, aquello que nos proporciona la capacidad económica, el recurso económico que nos hace libres (porque recordemos que la libertad en Occidente es la libertad económica, si Usted tiene dinero tendrá libertad, y si no tiene no la tendrá).
  La fuerza económica la han logrado a costa de saquear nuestro trabajo y nuestro esfuerzo.  Nuestro sentido, el sentido que tenemos alrededor del trabajo diario es absurdo, en realidad producimos.  Se habla del hombre productivo.  El hombre que produce para que un oligarca sentado en una isla del Pacífico, un paraíso fiscal remoto, cobre un diez por ciento adicional de beneficio.  Ni siquiera sabe quién es Usted.  Esos oligarcas, en cierto modo, nos miran con desprecio.  Nos controlan, ellos saben que nos controlan sin armas.  Han creado una estructura social global y una forma de control y de poder tan complejo y tan abstracto que nos mantiene a todos hipnotizados.  La mejor forma de controlar a álguien es, evidentemente, sin que ésta lo perciba.  Aquel esclavo que es conciente de su condición se revolverá contra su amo.  Pero si no percibe su condición de esclavo y entra en el juego, en su juego, nunca se levantará contra algo que no sabe que existe.
  .  ¿Pero quiénes son ellos?
¿Qué es lo que pretenden de la raza humana?  Ellos pretenden someternos.  De hecho ya nos han sometido.
  Algunas personas se preguntan de qué manera se puede luchar contra ellos.  ¿Habrá una guerra contra nuestros sometedores?  Pues yo les digo que no habrá una guerra.  Ya hubo una guerra.  Nuestra guerra se perdió hace mucho tiempo.  Nosotros somos el producto del resultado de esa guerra.  Una guerra en la que no tuvimos ni una sola oportunidad. 
  Ellos buscan también el sufrimiento.  Para ellos el sufrimiento es importante, muy importante.  Mantenernos en una cuota de sufrimiento constante, no dejarnos adquirir conocimiento, divinidad, liberación.  El sufrimiento lo que hace es mantenernos deprimidos.  Ellos piden de nosotros sacrificios, siempre lo han hecho.  Nos piden sacrificios, que en realidad son beneficios para ellos.  Nos piden dolor, constantemente.
  La mayoría de las religiones del mundo trabajan en sus adeptos el tema de la culpa, del dolor y del sacrificio.
  Pero... ¿cómo han conseguido eso?  Evidentemente en el Occidente actual lo han conseguido deprimiéndonos, nos han deprimido, nos hacen ambiciosos, nos hacen competitivos.    
  Competimos entre nosotros mismos.  En lugar de mirar hacia otra dirección miramos hacia el que tenemos al lado e intentamos ganar una carrera que jamás ganaremos, y ellos desde arriba se ríen, disfrutan, porque desde luego nunca alcanzaremos sus metas, sus cuotas.  Ellos llevan ahí toda una vida, llevan diez mil años y quizás más.  Otra cosa muy importante que han conseguido en la actualidad y gracias a los medios de comunicación y los juguetes tecnológicos que nos han dado, es eliminar la conexión de nuestro hemisferio cerebral derecho con el hemisferio cerebral izquierdo.  Eso es muy importante.
    El hemisferio derecho es un hemisferio creativo, es un hemisferio imaginativo, es la parte femenina del ser humano, es la parte que crea.  El hemisferio izquierdo es la parte que actúa, la parte masculina, la parte que no piensa, sencillamente realiza una función.  Al desvincular una parte del cerebro con la otra, al darnos la información ya mascada, sin capacidad ni posibilidad de ser analizada, nosotros nos volvemos ovejas, en realidad nos volvemos más ovejas porque ya lo somos.
  Entre otras cosas para deprimirnos utilizan cánones de belleza y cánones de éxito.  Estos cánones de éxito siempre relacionados con con los coches, televisiones, casas, etc.  Ellos siempre juegan con nosotros con los cánones.  Nos crean una idea de lo que debería ser el consumista adecuado.  Hay un ejemplo. Desde hace un tiempo se está dando una cantidad de dinero a la gente que tiene hijos.  Eso es una forma de alentar el consumismo.  En lugar de dar una ayuda social se da "dinero".  Con ese dinero muchas familias seguramente irán a un gran supermercado y comprarán esa maravillosa televisión de plasma de muchas pulgadas.
  Pues  lo que se hace es fomentar el consumismo en lugar de crear servicios sociales que cubran las necesidades de los ciudadanos.  Es un grave error. 
  Pero... ¿Porqué hacen eso?  Porque nos consideran consumidores.  Entre nosotros, como ya hemos expresado anteriormente, nos proponen metas inalcanzables, socialmente inalcanzables, laboralmente inalcanzables.  Vemos como ese "american dream", ese sueño americano lo quieren importar dentro de aquellas fronteras donde Usted se encuentre.  Usted va allí y puede triunfar.  Eso es falso.  Solamente Usted podrá triunfar cuando pertenezca a esa elite o esté vinculado a ella.  Piense Usted.  Eso es lo que tiene que hacer.
 
  En realidad ellos también nos engañan constantemente. Para ellos la mentira es fundamental.
  Sus grandes pensadores, entre ellos Leo Strauss, uno de los creadores del Neo Conservadurismo, lo dice:  "al pueblo hay que alimentarle con la mentira, y son los sabios, esa elite oligarquica, los que tienen que alimentar a ese pueblo con la mentira".  Ellos acallan las voces disidentes.  Nuestra voz es una voz muy pequeña, somos una minoría.  Pero la verdad, aunque esté en minoría, sigue siendo la verdad.  Siempre ha sido así.  Las grandes verdades siempre comienzan siendo minorías.
 
  Nos engañan.  Ensalsan valores falsos.  Ellos siempre dicen "la democracia", "los valores de la democracia".  Siempre están con la democracia en la boca, como si fuera una especie de palabra santa.  La democracia fué creada por los griegos hace unos 2700 años aproximadamente.  Estos hombres eran grandes pensadores, porque tenían muchos esclavos y tenían mucho tiempo para pensar, mucho tiempo libre.   Entonces estos grandes pensadores, entre ellos Platón y Sócrates, uno discípulo del otro, decidieron escribir un libro llamado "La República" de Platón.  En él hacen un análisis exhaustivo de todas las formas de gobierno, dictadura, teocracia, plutocracia, y llegan a la democracia.  Y lo que dijeron hace 2700 años de la democracia, Sócrates en palabras de Platón, fué que la democracia tiene una tendencia a convertirse en dictadura.  Eso lo dijeron hace mucho tiempo.  Pero eso se les olvida decirlo en los actuales medios de comunicación.  Los cimientos democráticos son cimientos de barro, porque el final último de esa democrácia es una dictadura encubierta.  Y eso es lo que está ocurriendo.

  Nos controlan.  Hoy en día la capacidad tecnológica que tienen estos individuos es alucinante.  Tienen todos los medios.  Tienen a los mejores hombres.  Tienen todo el dinero.  Y con todo eso lo que hacen es creau una tecnología de control sobre nosotros sencillamente alucinante.  Si Usted mañana empezace a despuntar dentro de una red social y se forjase como un elemento incómodo, inmediatamente esa tecnología sería puesta sobre Usted.  Como le ocurrió a mucha gente.

  Nos reprimen.  Reducen nuestra libertad de decisión al máximo.  Nosotros ya no decidimos, ellos deciden por nosotros.  Usted no tiene que decidir nada, ellos le dicen lo que tiene que hacer.  Usted tiene que conocer la ley, y si no la conoce tiene los medios de comunicación que se la explicarán claramente.

  Dictan leyes con la cohartada de la seguridad.  Unas leyes que saquean.  Unas leyes que nos saquean economicamente.  Porque como hemos dicho anteriormente, la libertad en Occidente es una libertad económica.  Si a Usted le quitan poder adquisitivo le están reduciendo su libertad, y ésto lo saben muy bien.  Para ellos es muy importante mantenerlo con una capacidad económica pobre.  De esa manera Usted es un esclavo reprimido que no se levantará, porque además tiene muchas responsabilidades económicas, hipotecas, tarjetas de crédito, etc, que están cubiertas y protegidas por esas leyes.  Por eso, la falta de dinero en el ciudadano occidental hasta puede ser un delito.

  Hay una anécdota muy curiosa, es cuando Aaron Russo, director de cine fallecido en el año 2007, muy amigo de David Rockefeller junior.  En un momento dado le dice Aaron Russo a Rockefeller:  "Tú lo tienes todo en la vida, has alcanzado todas las metas, has llegado a las últimas cimas, está todo a tu disposición y puedes hacer lo que quieras.  ¿Cuál es tu objetivo en la vida?"  La respuesta de Rockefeller fué increible.  El dijo que quería esclavizar al mundo, implantarnos chips y de ese modo controlarnos y acabarnos de esclavizar a todos.  La implantación de los chips es una situación muy tenebrosa de la que el propio David Day habla en no pocas ocasiones, diciendo que es el punto de inflexión.  En el momento en que nos implanten esos chips, ahí habrá un antes y habrá un después.
 
  Como ya hemos dicho antes, el papel que juegan ellos en nuestra sociedad es un papel que se remonta en la noche de los tiempos.  Son semidioses.  A lo largo de la historia, esos antiguos reyes se mesclaron con la monarquía, con la mercadería veneciana en el siglo XV, a través de los Médici y pasaron a lo que fué la nobleza europea francesa y la nobleza europea alemana.  A partir de ahí distribuyeron su sangre nuevamente con todo lo que era el poder oligárquico y el poder económico que existía en lo que era el antiguo mundo conocido.

  Lo cierto es que trabajamos, vivimos, sufrimos y desde luego sangramos para ellos.  Sufrimiento es la pauta habitual que piden de nuestro sacrificio, un sacrificio histórico.
  Esos dioses se remontan a una mitología remota.Una mitología que tiene unas bases que van más allá de lo que podemos denominar una especie de idealización de eventos naturales.  Esos dioses que parece ser que existieron y de los cuales existen miles de tablillas, miles de escritos, incluso en todo tipo de soportes, desde paredes hasta bloques de arcilla, hasta todo aquello que pueden imaginar, incluso piedras.  Esos dioses que están ahí, en no pocas ocasiones aparecían representados como reptiles.  Pero no vamos a hablar de reptiles en esta ocasión.

  La creación humana depende de un eslabón.  Un eslabón que nadie encuentra.  Nosotros hemos pasado de ser monos a ser hombres en un momento de la historia que nadie enlaza.  Los antropólogos y los arqueólogos se vuelven locos intentando encontrar eso, pero nadie lo encuentra.  Hace poco alguien ha planteado una teoría un poco descabellada y dice mas o menos lo siguiente.  El ser humano es como es y apareció de la noche a la mañana.  En realidad lo que ocurrió es que fué fabricado genéticamente.  Las antiguas historias así lo relatan.  Y no solo una vez.  Fuimos fabricados genéticamente dos veces.  La primera salimos tan perfectos que decidieron acabar con nosotros.  "En cuanto despierten y crezcan acabarán con nosotros".  Esas fueron las palabras que los dioses sumerios dijeron, y decidieron acabar con la primera creación.  Y fulminaron todo rastro de vida.

  Posteriormente crearon otra raza, más estúpida, en la que Usted y yo estámos incluídos y podemos ver por las calles de la ciudad.  Esa es la raza que perdura, en la que estamos en éste momento.
  Pero... ¿Qué podemos hacer para cambiar todo esto?  Cada día que me levanto por la mañana pienso que tiene que existir algo que podamos hacer nosotros para cambiar esto.  Y pienso en ello.  ¿Qué puedo hacer yo dentro de mi unidad para cambiar esta situación?  Para despertar a mis iguales.  Qué puedo hacer yo para dejar de estar sometido, para que exista un mundo igual.  Quizás en un futuro lejano, mil, dos mil, tal vez tres mil años, álguien se levante y se encuentre con una sociedad justa, un hombre libre de la esclavitud económica que nos han impuesto.  Quizás se levante y exista un hombre nuevo.  Pero... ¿Qué tengo que hacer yo para que eso ocurra?  Yo les diría a todos Ustedes que en primer lugar es importante crear conciencia.  Creen conciencia.  Piensen cada vez que actúen.  Cada vez que los medios de comunicación intenten manipularle, descúbralo.


  Sean analíticos.  Sepa que si a Usted le estan diciendo esto es por un interés que desde luego no es el suyo.  Es el de ellos.  Insistimos, sea más analítico.  Analice.  No se quede en analizar a su vecino cuando hace una cosa, no se quede con analizar a su jefe.  No sea analítico con su esposo o esposa, con sus hijos.  Sea analítico con ellos.  Es con ellos con los que Usted tiene que ser analítico.  Conspiran contra Usted.  Lo han hecho durante miles de años.

  Otra parte importante es que Usted debe ser más espiritual.  Debemos alcanzar un alto grado de espiritualidad.  La espiritualidad humana nos eleva por encima de los animales.  Parece que el ser humano está embrutecido.  Y otra cosa más importante dentro de esa espiritualidad es no actuar como misionero.  No intente convencer a la gente.  No vaya por ahí diciéndole a la gente y contándole a todo el mundo este tipo de cosas y este tipo de cuestiones.  Hay mucha gente que no le quiere escuchar.  Por muchos motivos.  Cuando Usted tiene que hablar es cuando alguien le pregunta.    Nunca dé un paso hacia él si no lo ha dado él hacia Usted.  Eso es muy importante.

  También evite ser igual al resto del mundo.  Sea individual.  Desarrolle su individualismo.  No sea otra oveja, otra vaca, no entre dentro del rebaño y obedezca fielmente todos esos dictámenes que cada mañana nos imponen, esos axiomas que nos han metido desde pequeños.
  El ser humano es un ser divino, único y exclusivo.  Tiene un gran potencial dentro de él.  Cada uno de nosotros somos una forma de dios.  Cada uno de nosotros somos una forma creadora y formamos parte de este universo.  Y sobre todo nunca rindan sus mentes.  No rindan sus mentes a nada ni a nadie.  Manténganse firmes como el auriga que agarra fuerte las riendas de su carro y agarra a los caballos.  Manténganse fuerte con sus ideas.  No se dejen derrumbar y no se dejen guiar por los falsos profetas. O no se dejen guiar por los grandes profetas, que son los Mass Media, que son los que controlan el 99 por ciento de la información que llega al ciudadano.
 
  Como hemos dicho antes, somos una minoría.  Hoy somos una minoría.  Quizás dentro de unos años seamos legión.  Posiblemente.

  Sin más, desde 2012 odisea del espacio, les mando un saludo y me despido hasta el próximo material.  FT
 


 




0 comentarios:

Publicar un comentario